5 consejos para mantener una buena salud oral de los bebés

5 consejos para mantener una buena salud oral de los bebés

Tener un cuidado exhaustivo de la higiene oral garantizará muchos menos problemas en nuestra salud oral durante toda nuestra vida, pero este aspecto es aún más vital en los primeros años, cuando nuestra mandíbula y nuestra dentición aún se está formando. De hecho, ni siquiera hay que esperar a que aparezcan los primeros dientes de leche. Ya se debe tener un cuidado detallista con la salud oral de los bebés recién nacidos.

En nuestra clínica dental en Guissona y en nuestra clínica dental en Ponts somos muy conscientes de la importancia que tiene este aspecto, y por ello hemos reunido en este artículo una serie de recomendaciones sobre higiene oral en estos primeros años de infancia para tener en cuenta para los padres primerizos.

¿Cómo cuidar de la salud oral de nuestros bebés?

Estos son 5 consejos esenciales para el cuidado oral de los más pequeños:

  • Desde que el bebé nace y hasta que comienzan a erupcionar los primeros dientes de leche, debemos mantener siempre limpias sus encías. Usaremos una gasa empapada en suero fisiológico y, con cuidado, la pasaremos por las arcadas de nuestro pequeño.
  • Con los primeros dientes de leche, surgen necesidades distintas en el cuidado de nuestros pequeños. Aparece la figura del dedal de caucho, con el que podremos higienizar sus pequeñas piezas dentales. ¡Cuidado! Hay que estar muy atento en esta y en todas las etapas de su infancia con la cantidad de flúor a la que expondremos sus dientes. En este momento bastará con manchar levemente los filamentos del cepillo con pasta dental. A partir de los 2 años, podremos incrementar la cantidad de pasta hasta le tamaño de un grano de arroz.
  • Una cosa que debemos evitar a toda costa es empapar el chupete en productos endulzantes, como la miel. Además, al igual que el biberón, tenemos que controlar bien los tiempos de uso, tanto por frecuencia como por edad. Cada niño es un mundo y puede que las necesidades sean distintas, sigue siempre las recomendaciones de tu médico y de nuestros dentistas para saber cuándo dejar de lado estos accesorios.
  • Cuando comencemos a incorporar alimentos sólidos en la dieta de nuestros pequeños es fundamental que los trituremos parcialmente para que vayan adquiriendo el hábito de la masticación.
  • Por supuesto, es esencial que exista una supervisión frecuente con nuestros expertos. Es importantísimo que acudas al dentista cuando comiencen a aparecer los primeros dientes de leche y, de ahí en adelante, cada año al menos una vez.

Siguiendo estos consejos, los primeros años de vida de tu bebé sentarán las bases de una buena salud oral que deberán consolidar más tarde por ellos mismos. Eso sí, ¡no dejes de supervisar el cepillado hasta que tengas bien claro que han aprendido cómo hacerlo de forma correcta!

Pide cita y visita nuestra clínica dental en Guissona o en Ponts y ofreceremos a tus hijos los mejores servicios de odontopediatría